La Comisión de Bruselas sigue barajando posibilidades para la futura PAC que entrará en vigor en teoría a partir de 2020. Y entre las posibilidades que hay sobre la mesa tiene previsto estudiar una redistribución de las ayudas directas, dirigiéndolas a las explotaciones más pequeñas y las más respetuosas con el medio ambiente. Esta medida lo que busca es mantener en la medida de lo posible el mayor número de ayudas, en detrimento de las grandes explotaciones, ante la revisible rebaja del Presupuesto europeo tras el Brexit.

Esta es una de las cinco opciones que Bruselas está evaluando en su estudio de impacto sobre la futura PAC, que podría estar listo para finales del verano. Es un documento que precederá a su Comunicación sobre la PAC post-2020, prevista para el otoño, que da idea de algunas de las orientaciones sobre las que está reflexionando el equipo del comisario de Agricultura, Phil Hogan, según recoge agropular.com.

Esa opción recoge asimismo el establecimiento de un límite al importe en pagos directos que puede recibir una explotación. Hay que recordar que en las últimas reformas de la PAC la Comisión Europea ha intentado siempre introducir ese techo de ayudas con el fin de favorecer un mayor reparto de las mismas entre beneficiarios. Sin embargo, su aplicación con carácter obligatorio siempre ha chocado con la oposición de una mayoría de Estados miembros.

Más información: Agroinformacion.com (http://www.agroinformacion.com/la-ce-baraja-cambiar-las-ayudas-de-la-pac-a-partir-de-2020-y-primar-a-las-pequenas-explotaciones/)